EL REMO FEMENINO

El remo y la mujer tienen una antigua y arraigada tradición en el Pais Vasco. Remontándonos a tiempos lejanos, a modo de antecedente nos encontramos con las famosas bateleras de Pasaia. A partir de la década de los setenta del siglo pasado, ya en la época moderna del remo vasco, fue, sin embargo, la modalidad olímpica la protagonista del renacimiento del remo femenino vasco.
En las dos últimas décadas las remeras vascas han competido en nuestras aguas, primero en la modalidad olímpica, y, más tarde, también en bateles. Las chicas de Pasaia Donibane-Koxtape, del Itsasoko Ama de Santurtzi y las donostiarras del Arraun Lagunak y del Ur-Kirolak, fueron las participantes en las primeras regatas organizadas.

En adelante, las remeras oriotarras, bermeotarras, algortarras, hondarribitarras e irundarras se unieron a las anteriores en los campos de regateo, tanto de Euskadi como del resto del Estado español, e incluso a nivel internacional, obteniendo resultados de gran mérito.

En el remo olímpico y en bateles
En aquellos años se empezaron a organizar las competiciones en la modalidad de bateles para la categoría femenina. Entre estas regatas cabe recordar las celebradas con motivo de las fiestas del barrio de Loiola, y las regatas de bateles de Lekeitio. Los equipos participantes correspondían a los clubes de Ur-Kirolak, Koxtape, Fortuna de Donostia, Arkote, Lutxana, Elantxobe, Ondarroa e

Isuntza, que se convirtieron en aquellos inicios en un pilar importante del remo femenino vasco. En la actualidad los Campeonatos de categoría femenina están perfectamente reglamentados, tanto en bateles como en el remo olímpico. Santurtzi, Arraun Lagunak, Orio, Lodosa, Algorta, Hondarribia y Santiagotarrak son, principalmente, los clubes que han ayudado a continuidad a la actividad de las féminas.

La bateleras de Pasaia
La historia del País Vasco (ver capítulo Historia) nos presenta una actividad muy especial llevada a cabo en nuestras costas. El oficio del atoaje o remolcamiento de los grandes barcos a vela que frecuentaban el puerto de Pasaia quedaba en ocasiones en manos de mujeres. Al tener que desplazarse los hombres en busca de los grandes bancos de pesca hasta Groenlandia o Terranova, o ser reclutados por la armada española, estaban ausentes largas temporadas, por lo que las mujeres realizaban dicha actividad del atoaje.
En aquellos años eran habituales en la dársena del puerto de Pasaia las regatas disputadas por bateleras, sea como acto de las fiestas patronales sea respondiendo a desafíos. Continuando con la tradición, en 1962 se retomó la celebración de regatas de bateles tripuladas por mujeres el día de San Ignacio, dentro de las fiestas de San Juan.
Tal y como se puede apreciar, la más arraigada tradición y el remo actual han tenido como protagonistas y precursoras a las remeras pasaitarras.
Eva Mirones, en los Juegos Olímpicos de Atenas
Como no podía ser menos, el último ejemplo del éxito de las mujeres en el mundo del remo vasco es una sanjuandarra, Eva Mirones. Dando continuidad a esta tradición de las mujeres de su pueblo, Mirones logró, tras años de cosechar un buen palmarés a nivel internacional, participar en los Juegos Olímpicos de Atenas.
Eva Mirones había tenido en su propio pueblo un ejemplo directo a seguir. Tal y como queda reflejado al inicio de este apartado dedicado al remo femenino, a lo largo de la década de los años 80 un equipo de remeras del club Koxtape encabezado por Maite Zinkunegi y Arantxa Sistiaga (ver foto 1) ocupó un lugar destacadísimo en el remo a nivel de Estado español. Las remeras sanjuandarras lograron subir a lo más alto del podium en skiff, doble scull y cuadruple scull, en todas las que engrosaban la competición oficial.

Inicio

Presentación

Historia

Dos modalidades: embarcaciones

Técnica

Preparación física del remero

El autor

Vocabulario básico

La edad moderna del remo vasco

Regatas de La Concha

Preguntas y comentarios

FOTOGRAFÍAS